1 de Junho de 2012: Dia das Crianças



Hola a todos.

Entramos en la recta final de las actividades aquí en Pemba. En apenas dos semanas, estaremos saliendo de Moçambique con dirección a Valencia para terminar allí la última fase del proyecto, esto es: la elaboración y edición del libro “O Nascer da Criança do Amanhã” y la correspondiente exposición de fotografías que –ya os adelanto- se inaugurará en Mislata en el mes de noviembre.

Antes, sin embargo, en septiembre, habremos vuelto aquí a Pemba para entregar un ejemplar del libro a cada niño y profesor participante en el proyecto; así como proceder a la distribución y presentación pública del mismo entre autoridades comunitarias, distritales y provinciales, y otros miembros de la sociedad civil mozambiqueña. Pero bueno, de todo ello ya hablaremos en su momento.

Por ahora, comentaros que la segunda y última fase de talleres educativos la hemos cerrado con unas actividades sobre Higiene Personal, en las que inventamos canciones para que los niños retuvieran mejor los consejos e información que les impartíamos; así como un taller creativo-imaginativo de Cuentos y Fábulas, en el que pedimos a las familias que ayudaran a sus hijos con el relato de algunas breves leyendas mozambiqueñas. El resultado fue más de una historieta sobre “macacos e coelhos” (monos y conejos), “leãos e tartarugas” (leones y tortugas) y“elefantes e formigas”, todas siempre con un mensaje final aleccionador, como corresponde a una buena fábula.

Despedida de los alumnos de Wimbe junto al formador Ramos Awade.

Pero la semana ha estado centrada, en gran parte, en los preparativos para la celebración el 1 de Junho Dia das Crianças, (Día Internacional del Niño), que en Mozambique se festeja de manera unánime en todas las escuelas y que en la práctica se convierte en una gran fiesta para todos, grandes y pequeños. Porque lo cierto es que es un día muy, muy especial aquí y a cualquier foráneo sorprendería el cariño con que los padres, profesores, adultos en general, intentan hacer del 1 de Junio una jornada diferente e importante.

Festa do Dia das Crianças em Maringanha.

video

Los niños reciben regalos de sus padres o familiares, puede ser desde una gallina o un cabrito a unas zapatillas o ropa nueva. Las madres, que han ido ahorrando un poco de aquí y un poco de allá, intentan comprar para ese día gran cantidad de comida con la que agasajar a sus hijos: un saco de arroz, harina y azúcar con la que hacer bollos, o algo de pollo y camarones (gambas) para mezclar con massa chinesa (espaguetis), e incluso intentarán comprarles ese día refrescos con los que acompañar la comida. Un refresco cuesta 20 meticales, unos 50 céntimos de euro, y gastar ese dinero en un simple refresco puede ser un lujo para la mayoría de las economías domésticas de por aquí.

Depois da Festa, tudos a comer.

La escuela es el centro del festival que, profesores y alumnos, preparan con dedicación y esfuerzo para disfrute ese día de toda la comunidad. Nosotros fuimos invitados a participar por la Eduardo Mondlane, de Maringanha, donde como sabéis el proyecto ha podido facilitar letrinas, puertas, redes protectoras y, sobre todo, energía eléctrica.
Y digo sobre todo porque, para ellos, el disponer de luz ha marcado un antes y un después en la vida de esta humilde aldeita de pescadores de Pemba. Y así se puso de manifiesto en la celebración del Dia das Crianças, porque este año la festejaron con música y discoteca in situ con la que animar la fiesta: tiraron una extensión desde el enchufe del despacho de Dirección hasta el gran manguero que se alza detrás donde, a su sombra, dispusieron la mesa del Dj –un video, un amplificador y un par de altavoces, facilitados por vecinos- y a su alrededor algunos bancos de la escuela donde sentarse las primeras autoridades de Maringanha.

As maes fizeron a comida que depois comeram tudos juntos.

Allí estaban todos: el presidente del Conselho da Escola, Omar Rajabo; el secretario del barrio, Ibrahim Andane; el presidente del barrio, Ingona Iahaia; y hasta el Réculo de Maringanha, Aune Sitamade, un señor de 80 años que desde hace más de 15 ejerce de Autoridad Comunitaria de la aldea.

Y, al final, hubo una pequeña sorpresa para nosotros ya que, micrófono en mano, el señor Ingona nos dedicó unas sinceras palabras de agradecimiento por la gran ayuda prestada desde AHUIM y el Junior Shalom, destacando emocionado la importancia de la llegada de la energía; y el señor Réculo, como autoridad de más edad, me entregó en nombre de toda la comunidad una carta de agradecimiento para la asociación y para mi un pequeño regalo: una estilizada talla de pão preto (ébano) de una mujer africana cargando sobre su cabeza una gran vasija de barro, que, según dijo Aune, simboliza mi esfuerzo y trabajo hacia con ellos. Podéis imaginar como me sentí.


Y de ahí, todos a danzar al ritmo de “Moçambique é uma festa”, yo la primera junto con Bernardeta, la directora de la escuela, mujer muy creyente y excepcional para mi por su fuerza y entrega hacia los demás, que por cierto nos anunció su deseado y buscado embarazo –espera que a la tercera sea niña-; y reiteró con inmensa alegría, como ya hiciera un tiempo atrás, que este 2012 es un año de luz. Así será.

Yo bailando con Bernardeta, detrás el presidente del Conselho da Escola y el Réculo Comunitario.

Beijos e fiquem bem

No hay comentarios:

Publicar un comentario